Teléfono

Contacto móvil: 635 98 38 34

 

 

¿Cómo detectar la depresión infantil?

Habitualmente consideramos la depresión como un trastorno excluso de los adultos, ya que tendemos a considerar que los niños siempre están felices.

depres1

No solo no es cierto, si no que en ocasiones la gravedad puede ser mayor, ya que no si no se trata y el episodio depresivo se mantiene en el tiempo, puede cronificarse.

Es importante conocer los síntomas, ya que en los niños y niñas pueden pasar desapercibidos con más facilidad.
Además, la dificultad añadida de los menores para expresar sus sentimientos y emociones puede complicar la detección.

 

-Lo primero que debe descartarse es que alguna medicación o sustancia pueda estar influyendo en los síntomas depresivos, ya que uno de los efectos secundarios más conocidos de determinados medicamentos es la alteración del estado de ánimo. Tampoco debe ser consecuencia de una enfermedad médica.

 

-La duración del episodio depresivo mayor debe superar las dos semanas.
Los más pequeños pueden verse afectados por aconteciemientos de su vida diaria y presentar síntomas depresivos durante algunos días. Esto entra dentro de la normalidad, y aunque debe apoyarse al menor en este proceso, no debe considerarse como depresión.

-Uno de los factores más significativos de la depresión en la infancia y la adolescencia es la irritabilidad. A pesar de que uno de los rasgos más conocidos es la tristeza y el desánimo, en el niño estos pueden camuflase bajo la irritabilidad:
el niño o niña se muestra mas irritable de lo normal, aparecen rabietas continuas, casi por cualquier cosa, es difícil de calmar ante una situación que anteriormente se resolvía sin dificultad, etc.

depres2

    -Pierde el interés por casi todas las actividades.
    Esto tiene que mantenerse casi cada día, dutante las dos semanas.

    -Es incapaz de sentir placer o divertirse.

    -Se producen cambios de peso o es incapaz de llegar al aumento de peso esperable para   su edad.

-Aperece insomnio o necesidad de dormir mucho, casi cada día.

-Se encuentra muy agitado o muy enlentecido, casi cada día.
En este caso, debemos tener en cuenta cómo era el niño a nivel psicomotriz anteriormente, para poder compararlo con la situación actual.

-Cansancio o falta de nergía, casi cada día.

-Sentimientos de culpa, inutilidad y desvalorización.

depres4

-Pensamientos recurrentes de muerte, que pueden aparecer en juegos, dibujos, cuentos, sueños...

No se considera depresión mayor el proceso de duelo tras la pérdida de un ser querido, a no ser que los síntomas se mantengan durante dos meses o sean muy incapacitantes.

Para poder diagnosticar la depresión, deben cumplirse la mayoría de estos síntomas, no uno o varios de ellos de manera aislada.
En ningún caso esta información puede tomarse como guía para realizar un diagnóstico. Lo mejor ante la sospecha de que el niño o niña pueda sufrir una depresión es acudir a un psicólogo que realice el diagnóstico correctamente y pueda recomendar un tratamiento si lo considera necesario.

 

depre3

 

Síguenos

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!